lunes, 29 de abril de 2013

91ª SEMANA DE ENTRENO: EL PAÍS DE LA FACHADA

Asqueado, cansado... harto. Así nos va. El otro día fui al super y cuando estaba pagando la compra de unos 100 euros (el carro lleno) va la cajera y mandó a otra a que le pesara la bolsa de pastelitos (con el ticket puesto). Claro, debió pensar que había rellenado la bolsa, como iba en chándal... Fijo que si llevo la camisa de polo ni se le ocurre. Me mordí la lengua. Me recordó a mi época en la que no me dejaban entrar en las discotecas por llevar zapatillas deportivas, aunque estas fuesen más caras que los zapatos que llevaba la gente. Por eso existe también un programa como "Lo sabe no lo sabe" (muy entretenido) en donde tienes que fiarte de la apariencia... y en eso los españoles somos unos hachas. Sí, ya sé que esto no tiene que ver con el tri, aunque está relacionado. En mi época de futbolista siempre jugaba contra gente que daba toquecitos al balón e iban perfectamente uniformados (con pinta de meternos 15 goles) y les terminábamos "dando pal pelo". No siempre, pero muchas veces. En el triatlón pasa lo mismo, como en todos los deportes. Siempre hay alguno que llega con su ruedas lenticulares y que no le falta detalle y le pasas con tu "btwin" sin engrasar... A ver, no tiene nada que ver que quieras tener una buena bici y llevar todo perfecto con ser mejor o peor, eso es otro debate; me refiero a que hay algunos que se creen mejores por tener mejor material, tener más cosas o correr más; sí, por correr más; vale, es mejor, llega antes; pero no nos engañemos; el 90% es mejor porque entrena más. Que no le quita mérito, pero no te puedes creer superior porque sí. También está el otro extremo: ves a uno con una pedazo bici o con el mono de españa y dices "vaya flipao". Pues tampoco, cada uno va como le da la gana y a todos nos gustaría tener una bici de 5000 euros. En cualquiera de los casos, falta humildad y hay mucha envidia. Esto es España. Me estoy desviando un poco. Lo que quiero decir es que por llevar ropa de decathlón o una bici de aluminio hay algunos que ya poco menos que se ríen de ti o te miran diciendo "vaya pringao", y después en la carrera le sacas las pegatinas. Por suerte, en mi grupo de entreno (y los que conozco de mi club) la gente es muy enrollada y hay muy buen ambiente, lo que ayuda a seguir entrenando y motivándote para competir. Y también para poder comentar un poco como sigue "el país de la fachada".
En cuanto a mi semana de entreno, más de lo mismo. Mejor dicho, mejor. Parece que por fin ha llegado el buen tiempo (esperemos que para quedarse), y aunque no hace calor está muy bien para entrenar. Y eso es lo que hice. Otra semana enterita sin descanso y dándole duro para llegar a tope al inicio de la temporada tri la semana que viene. Además, el cuerpo responde y estoy muy contento por cómo está yendo todo este año. La semana fue así:

Lunes, 22/4/13: Natación: 1h - 2.2 km (técnica).
Martes, 23/4/13: Carrera: 1h - 12 km (series de 1000 m.).
Miércoles, 24/4/13: Gym: 40' circuito + Natación: 55' - 2 km (técnica + series) + Ciclismo: 1h 15' - 35 km
Jueves, 25/4/13: Carrera: 1h 10' - 15 km (series de 3000 m.).
Viernes, 26/4/13: Natación: 55' - 2 km (técnica + series) + Transiciones ciclismo - carrera: 1h 30' (ciclismo: 30 km - carrera: 7.5 km).
Sábado, 27/4/13: Ciclismo: 1h 05' - 27 km + Natación (mar): 15' - 500 m. (congelados).
Domingo, 28/4/13: Ciclismo: 2h 40' - 70 km.

Natación: 4 sesiones - 3h 05' - 6.7 km
Ciclismo: 4 sesiones - 6 h - 162 km
Carrera: 3 sesiones - 2h 40' - 34.5 km
Gym: 1 sesión - 40'
TOTAL: 11 sesiones - 12h 25'

Buf, la verdad es que me encuentro muy bien entrenando y espero que me sirva para escalar algunos puestos en las competiciones con respecto al año pasado. Tengo muchas ganas de empezar los tris para ver hasta dónde puedo llegar con mis progresos, aunque sigo nadando como un pato. De todas formas, tengo mucho más fondo que el año pasado. Eso sí, el sábado fuimos a nadar un rato a la playa en dónde se nadará la semana que viene el primer tri de la temporada y casi morimos del frío (y con neopreno), tuvimos que salir del agua a los 15 minutos congelados... como haga mal día alguno no nada seguro. En la bici casi sin querer me salieron un montón de km que me hacen mucha falta para cumplir mis grandes objetivos, con la suerte de poder quemar asfalto junto a 2 cracks como son Dani y César. Y corriendo, tocó sufrir tanto en las series como en la sesión de transiciones del viernes, pero me salieron unos tiempos buenísimos que no me hubiera imaginado a principios de año. Ahora toca semana de descarga para que el cuerpo asimile el entreno y realizar las últimas sesiones suaves para llegar al 100% al triatlón de Oleiros del próximo sábado. Además, el domingo se disputa en Santiago la final del campeonato gallego de duatlón, celebrándose también una prueba popular con la transición en la misma plaza del Obradoiro, lo que puede ser espectacular. Me apetece mucho ir a las 2, aunque primero tengo que convencer a Patri... será la sesión más dura de la semana. Aquí os dejo una instantánea de la salida del domingo en una gran compañía, en el puerto de Ares (Dani, un servidor y César)... ¡buena semana!

1 comentario:

  1. Completamente de acuerdo con tu visión de la 'fachada'.

    ResponderEliminar